Previo a la implantación del outsourcing, se revisan con la empresa todos los circuitos administrativos y financieros de la misma para optimizar y revisar los procesos, de forma que se cuestione la necesidad de mantenerlos, eliminarlos o crear algunos nuevos.

Se valora la dimensión adecuada del departamento administrativo-financiero y se decide qué perfiles clave en el mismo deben permanecer y cuáles pueden ser reemplazados en el proceso de externalización.

Una vez definida la estructura y los procesos necesarios para la reducción de costes de personal y coste en horas, se lleva a cabo un proceso transitorio de traspaso de tareas administrativas que acabará finalmente con la externalización del departamento en el grado consensuado con la Dirección de la Empresa.

A partir de ese momento, se inicia la actividad administrativa externa con los circuitos redefinidos en el proceso de auditoría interna y reportando a la Dirección en los plazos y términos acordados.

 
   
 

Su Empresa puede obtener, sin necesidad de externalizar el departamento administrativo-financiero, la revisión de sus circuitos internos.

Tras trabajar con el equipo de administración en la revisión de sus procesos, su Empresa obtendrá por parte de SIZING un informe valorando los puntos de mejora y propuestas de cambio, valorando el mantenimiento, eliminación o mejora de los circuitos actuales, así como el dimensionamiento correcto del departamento de finanzas y la adecuación de los perfiles desde el punto de vista técnico a cada una de las tareas y la posible reorganización del departamento.
Análisis de la conveniencia o adecuación de las herramientas y aplicaciones informáticas utilizadas en el día a día del trabajo del equipo.

Se llevará a cabo, asimismo, una revisión contable completa en función de las necesidades de su Empresa. Se obtiene de esta forma información OBJETIVA desde el punto de vista TÉCNICO.

 
 
SIZING 2010 Info Legal | Protección de datos | ¿QUIERES TRABAJAR CON NOSOTROS?